MALDIVAS Nuestra   decisión   de   viajar   a   Maldivas   comienza   en   Abril   de   2016 cuando   encontramos   una   oferta   de   vuelos   bastante   interesante   con Iberia   desde   Madrid   a   Male   por   algo   menos   de   300   euros.   A   partir   de entonces    nos    dedicamos    a    recopilar    información    sobre    que    islas visitaríamos, alojamientos, etc... Maldivas   es   un   conjunto   de   islas   donde   algunas   no   están   habitadas, otras    son    locales    y    otras    turísticas    donde    están    ubicados    los principales   resorts   con   cabañas   sobre   el   agua,   los   típicos   que   habréis visto    en    cualquier    folleto    publicitario    o    en    internet.        Nosotros pasaríamos   12   días   en   Maldivas   y   queríamos   relax,   buceo,   snorkel   y disfrutar   de   la   gente   y   costumbres   del   lugar   así   es   que,   tras   mucho mirar   opiniones   por   internet   decidimos   pasar   unos   días   en   Maafushi, otros días en Dhiffushi y terminar nuestro viaje en Male. Los   alojamientos   los   reservamos   con   Booking:   Suntan   Beach   Hotel   en Maafushi,  Rashu Hiyaa en Dhiffushi y Somerset Inn en Male. Los   meses   pasan   rápidos   y   el   día   30   de   Noviembre   cogimos   nuestro vuelo    rumbo    a    Male,    hicimos    escala    en    Londres,    noche    volando    y tempranito llegamos a Male. Es   muy   bonito   ver   desde   el   avión   como   te   vas   aproximando   a   Maldivas, si    podéis    coger    asiento    de    ventanilla    genial    porque    las    vistas    son espectaculares.    Al    bajar    del    avión    lo    primero    que    recibes    es    una bofetada   de   aire   caliente   que   apenas   te   deja   respirar   pero   poco   a poco   te   vas   acostumbrando.   El   control   de   pasaportes   es   rápido   y   en seguida nos encontramos fuera del aeropuerto. En la terminal del Aeropuerto   hay   cajeros   y   casas   de   cambio,   en   todos   los   sitios   puedes pagar   con   dólares   o   rupias.   También   hay   una   farmacia   en   la   terminal donde puedes comprar crema solar, pastillas para el mareo.... Según   donde   vayas   hay   varias   opciones   de   transporte,   si   te   quedas   en Male   hay   un   ferry   que   te   cruza   del   aeropuerto   a   la   isla.   Si   te   vas   a otra   isla,   como   fue   nuestro   caso,   que   nos   íbamos   a   Maafushi   tienes   la opción   de   coger   el   ferry   del   aeropuerto   a   Male   y   una   vez   en   allí   ir   a   la terminal   de   ferrys   y   coger   el   que   salga   para   tu   isla,   si   haces   esto asegúrate   primero   de   mirar   por   internet   los   horarios   de   los   ferrys para   que   te   dé   tiempo   a   llegar   a   cogerlo   y   ten   en   cuenta   que   los viernes   el   ferry   no   funciona,   por   lo   que   si   llegas   un   viernes   deberas quedarte    en    Male    hasta    el    sábado,    al    igual    que    para    nosotros    el domingo   es   festivo,   para   ellos   los   festivos   son   los   viernes   y   se   paraliza todo.   Otra   opción   que   tienes   para   viajar   desde   el   aeropuerto   a   la   isla de   tu   elección   es   utilizar   una   lancha   rápida.   Los   hoteles   suelen   ofrecer este   servicio   pero   muy   pocos   lo   hacen   gratis,   normalmente   lo   hacen pagando   unos   40   dólares   por   persona,   pero   el   precio   depende   de   la distancia   a   la   que   este   la   isla   donde   quieras   desplazarte.   Nosotros   no teníamos   nada   contratado   y   al   salir   del   aeropuerto   te   encuentras mogollón    de    chicos    de    hoteles    y    de    compañías    que    organizan excursiones   los   cuales   te   ofrecen   el   transfer   a   diferentes   islas   en lancha   rápida.   Preguntamos   a   varios   y   el   más   barato   que   encontramos para   ir   a   Maafushi   en   lancha   rápida   nos   costaba   25   dólares,   así   es   que decidimos   irnos   con   ellos   ya   que   si   esperábamos   al   ferry   público   no salía hasta las 15h y perdíamos medio día. El   viaje   en   lancha   rápida   genial,   en   unos   40   minutos   estábamos   en Maafushi. MAAFUSHI Cuando   llegamos   a   la   isla   estaban   esperándonos   de   nuestro   hotel   con un   carrito   para   llevar   las   maletas,   cosa   que   se   agradece   porque   las calles   no   están   asfaltadas.   Al   llegar   a   nuestro   hotel   nos   informaron   de que    había    un    pequeño    problema    con    nuestra    habitación    y    que    nos cambiaban   de   hotel   a   uno   mejor   las   dos   primeras   noches,   así   es   que nos   llevaron   al   hotel   Arena,   que   es   uno   de   los   mejores   de   la   isla   si   no el   mejor,   nos   dieron   habitación   con   vistas   impresionantes   al   mar.   Allí pasamos   los   dos   primeros   días   y   los   otros   tres   días   en   el   Suntan   Beach Hotel, que estaba genial también. Los   cinco   días   que   pasamos   en   Maafushi   no   se   nos   hicieron   largos   para nada.     La     isla     es     pequeñita     pero     tienes     muchas     cosas     para entretenerte,   tiendas   para   comprar   lo   que   necesites,   puestecitos   de suvenirs, centros de buceo... Hay   varios   hoteles   en   la   isla   bastante   asequibles   donde   ofrecen   muy buena   comida,   actividades,   alquiler   de   tablas,   kayaks,   uso   de   bicis gratis   para   moverte   por   la      isla...y   excursiones,   las   mas   típicas:   ver   el tiburón   ballena,   hacer   snorkel   a   varios   puntos   cercanos   y   comer   en   un banco   de   arena   en   medio   de   la   nada,   pasar   el   día   en   un   resort   de alguna isla de las proximidades, pesca nocturna y barbacoa... Nosotros    no    nos    aburrimos,    nos    dio    tiempo    a    hacer    de    todo, disfrutamos   de   las   maravillosas   playas   y   los   atardeceres   en   la   isla,   nos la   recorrimos   en   bici,   experiencia   muy   recomendable   ya   que   ves   otra parte   de   la   isla   donde   no   hay   turistas   o   accedes   a   la   zona   donde   está la    cárcel    que    también    es    muy    interesante    ver.    Hicimos    varias excursiones   las   cuales   contratamos   en   el   hotel   Arena   porque   eran   las más    baratas    que    encontramos    y    los    guías    eran    muy    majos,    os recomendamos   hacer   alguna   ya   que   la   vida   marina   en   Maldivas   es   única y   bucear   o   hacer   snorkel   allí   es   una   experiencia   que   no   olvidareis   en   la vida. Las excursiones que nosotros contratamos en Maafushi fueron: Excursión   a   ver   el   tiburón   ballena.   La   contratamos   en   el   hotel   Arena por   80   dólares   (en   otros   nos   pedían   100   dólares).   Te   incluía   ir   en busca   del   tiburón   ballena,   nadar   con   el,   hacer   snorkel   en   otro   punto, comida,     equipo     de     snorkel,     toallas...Desde     Maafushi     tardamos alrededor   de   hora   y   media   en   lancha   rápida   (   vimos   delfines   a   lo   largo del   trayecto)   en   llegar   al   punto   donde   se   suponía   que   estaban   los tiburones   ballena   y   vaya   que   si   estaban!!!!   Los   guías   los   buscan   desde   la parte   alta   de   la   lancha,   imaginad   la   visibilidad   del   agua!!   parecía   un cristal,   cuando   encontraban   el   tiburón   ballena   nos   gritaban   "JUMP"   y saltábamos   de   la   barca!!!fue   alucinante   nadar   con   ellas,   es   un   animal tan   majestuoso   que   impone!!!saltar   de   la   barca   con   el   corazón   a   mil   y encontrártelo   de   cara   es   algo   que   se   te   queda   en   la   memoria   para siempre.   Después   de   pasar   un   buen   rato   buscando   y   nadando   con   los tiburones   ballena   nos   dirigimos   a   un   punto   de   snorkel   donde   vimos mantas,   un   tiburón   de   punta   blanca   e   infinidad   de   peces   de   todos   los colores   y   tamaños,   los   arrecifes   son   inigualables...después   comimos   y vuelta   a   Maafushi   sobre   las   15h   por   lo   que   aun   te   queda   medio   día   para disfrutar    de    la    playa    y    la    isla.    Tenemos    que    decir    que    nos    tocó compartir   excursión   con   una   familia   de   Malasia   con   la   que   lo   pasamos en grande y nos reímos muchísimo!!!! Excursión   de   medio   día   a   tres   puntos   de   snorkel,   crucero   con   delfines y   comida   en   banco   de   arena.   También   te   incluye   equipo   de   snorkel   y toallas.   Nos   costó   25   dólares   en   el   Hotel   Arena,   mirad   bien   porque   por la   misma   excursión   hay   hoteles   que   piden   hasta   39   dólares...   En   esta excursión   viajamos   en   un   pequeño   catamarán   con   terraza   en   la   parte alta   donde   podíamos   subir   a   tumbarnos   y   tomar   el   sol.   Fuimos   a   tres puntos    de    inmersión    donde    vimos    todo    tipo    de    peces,    tortugas, mantas...después    nos    llevaron    a    un    punto    donde    vimos    cientos    de delfines   que   se   acercaban   y   nos   acompañaban   saltando   alrededor   del barco,   todo   un   espectáculo!!!   Por   ultimo   nos   llevaron   a   un   banco   de arena   en   medio   de   la   nada   donde   comimos.   Alrededor   de   las   15.30h volvíamos a Maafushi. A   parte   de   estas   hay   más   excursiones,   una   de   ellas   de   día   entero   con varios     puntos     de     snorkel,     visita     a     resorts,     etc....hay     muchas posibilidades   de   entretenimiento   dependiendo   del   plan   que   llevéis.   Si, como   nosotros,   decidís   viajar   a   islas   locales,   tenéis   la   posibilidad   de pasar   un   día   en   un   resort   para   saber   cómo   son,   las   excursiones   rondan los    100    dólares    por    persona    (algunas    más    caras    dependiendo    del resort   y   lo   que   incluyan)   y   normalmente   incluyen   el   transporte   en lancha   rápida   y   pasar   el   día   en   el   resort   con   acceso   a   la   piscina   y ciertas   zonas,   así   como   comida   y   bebidas   (también   alcohólicas,   los resorts   son   el   único   sitio   donde   las   encontrareis)   ilimitadas.   Nosotros no   visitamos   ningún   resort   así   es   que   en   este   aspecto   no   os   podemos orientar   mucho   pero   si   os   lo   podéis   permitir   puede   ser   divertido   pasar el día allí... En   cuanto   a   comidas,   lo   normal   es   que   llevéis   el   desayuno   incluido   con el    hotel    y    luego    depende    si    contratáis    media    pensión    o    pensión completa,   en   general   todos   los   hoteles   de   la   isla   ofrecen   abundante, variada   y   buena   comida   tanto   para   comer   como   para   cenar   y   no   es cara.       Nosotros       solo       llevábamos       contratado       desayuno       y aprovechábamos    para    ir    a    comer    y    cenar    en    diferentes    hoteles. También   hay   alguna   pizzería   local   y   algún   chiringuito   donde   comer fuera   de   los   hoteles.   Para   la   cena   los   hoteles   suelen   ofrecer   bufe libre   con   pescado   y   carne   a   la   barbacoa   por   10   dólares.   Normalmente colocan   las   mesas   en   la   arena   de   la   playa   con   velitas   y   hay   días   en   los que   también   ofrecen   música   en   directo   mientras   cenas   lo   que   hace   la velada   súper   agradable.   Hay   opción   también   de   ir   a   un   boat   party   que está en funcionamiento toda la noche... Vamos que hay entretenimiento por todos los rincones. El   día   6   dejamos   el   hotel   y   nos   fuimos   a   coger   el   ferry   para   cambiar de   isla.   Nuestro   próximo   destino   era   Dhiffushi   y   para   llegar   teníamos la   opción   de   lancha   rápida   pero   en   este   caso   salía   carísima   porque   la isla   esta   más   alejada   y   te   piden   unos   200   dólares   por   llevarte   así   es que   nos   decidimos   por   el   ferry   hacia   Male   y   desde   Male   a   Dhiffushi que   nos   costó   poco   más   de   1   dólar   por   persona   (   hay   que   decir   que desde   Suntan   Beach   Hotel   nos   regalaron   los   billetes   de   ferry   a   Male eh??). DHIFFUSHI El   trayecto   desde   Maafushi   a   Dhiffushi   en   ferry   publico   dura   unas tres   horas   porque   hace   parada   en   cuatro   islas   más,   pero,   aunque   no   es muy   cómodo,   es   entretenido,   vimos   delfines   saltando   cerca   del   barco   y también    nos    dio    tiempo    a    hablar    con    lugareños    que    viajaban    con nosotros,    jugar    con    los    niños    que    te    miran    con    curiosidad...lo    que también es muy gratificante. Llegamos   a   Dhiffushi   sobre   las   15.30h   y   nos   estaban   esperando   gente de   nuestro   hotel   Rashu   Hiyaa   para   ayudarnos   con   las   maletas,   como   en el   caso   de   Maafushi   las   calles   no   están   asfaltadas   y   se   agradece   que te   ayuden   con   las   maletas.   El   hotel   está   cerca   de   la   playa   y   esta genial,   el   personal   muy   agradable.   Llevábamos   desayuno   incluido   que era variado y estaba bien.  La   isla   es   pequeña   pero   muy   bonita   y,   al   no   haber   mucho   turismo guarda   su   encanto   natural.   Hay   varias   tiendas   donde   puedes   comprar cualquier   cosa   que   necesites   de   aseo   o   para   picar,   hay   un   par   de garitos    locales    donde    puedes    comer    barato,    varias    tiendecitas    de souvenirs,    un    par    de    centros    de    buceo,    un    centro    médico    y    una farmacia...vamos que no te faltara de nada. En   la   parte   de   la   isla   donde   estaba   nuestro   hotel   hay   una   bikini   beach pequeñita   pero   muy   chula   donde   puedes   usar   las   hamacas   y   sombrillas que   ponen   los   diferentes   hoteles.   También   hay   un   chiringuito   local donde   puedes   contratar   excursiones   y   actividades   acuáticas.   Justo   en el   lado   contrario   de   la   isla   hay   una   bikini   beach   más   grande   que   esta algo   más   salvaje   pero   es   preciosa   ya   que   tiene   una   lengua   de   arena   por la   que   puedes   caminar   y   adentrarte   sin   casi   mojarte   mientras   te   vas encontrando    con    pequeños    tiburones    de    punta    negra    y    mantas pequeñitas.   Desde   esta   playa   puedes   ver   los   atardeceres   más   bonitos de la isla...no te los pierdas!!!! Nosotros íbamos todas las tardes... En   cuanto   a   excursiones   en   los   hoteles   te   ofrecen   varios   puntos   de snorkel   para   visitar,   cena   en   un   banco   de   arena,   ir   a   pescar   y   hacer barbacoa   después...hay   muchas   opciones,   pero   al   menos   en   nuestro hotel,   las   excursiones   eran   bastante   caras,   por   lo   que   os   aconsejamos     consultar   en   distintos   hoteles   así   como   en   el   chiringuito   de   la   playa que   seguro   que   las   conseguiréis   por   buen   precio.   Nosotros   en   esta ocasión   nos   dedicamos   a   hacer   buceo,   hicimos   una   inmersión   en   el Diving   Center   de   Michael,   un   alemán   muy   simpático   que   nos   llevó   a   una pared   de   coral   con   mucha   vida   donde   disfrutamos   muchísimo.   El   resto de   días   los   pasamos   disfrutando   de   la   tranquilidad   de   la   isla   y   su gente. En   cuanto   a   comidas   y   cenas   podéis   ir   a   cualquiera   de   los   hoteles   ya que   los   precios   son   similares   y   la   comida   es   de   calidad   y   variada. Nosotros   solíamos   comer   en   el   Hotel   Bibee   porque   tiene   una   terraza al aire libre y se estaba muy bien a medio día, además podéis ir y pedir la   comida   y   a   la   hora   que   queráis   os   la   tienen   preparada   para   no   tener que esperar. Las   cenas   solíamos   hacerlas   en   nuestro   hotel,   a   veces   ponían   bufé   por 10   dólares,   bastante   completo   y   variado   y   otras   veces   era   cena   a   la carta   con   unos   platos   enormes   y   buenísimos   por   unos   8   dólares.   No dejéis de comer atún, allí lo pescan por kilos y kilos y esta delicioso!!! Os   aconsejamos   ir   por   la   noche   a   la   zona   de   la   playa   ya   que   veréis muchísimos   tiburones   de   punta   negra   pequeñitos   y   mantas   nadando cerca de la orilla. Justo   enfrente   de   la   playa   tenéis   una   isla   con   el   Resort   Meeru   a   la   que solo   se   puede   acceder   si   tenéis   reserva   de   al   menos   una   noche   en   el resort  pero podéis pillaros un kayak y acercaros a la isla. Si   buscáis   relax   Y   disfrutar   de   unas   playas   sin   igual   Dhiffushi   no   os defraudara. A   un   par   de   días   de   terminar   nuestro   viaje   por   Maldivas   el   sábado   10 de   Diciembre   a   las   6.30h   cogíamos   el   ferry   de   vuelta   a   Male   donde teníamos   pensado   pasar   el   fin   de   semana   conociendo   la   capital   de Maldivas. MALE Y HULHUMALE A   las   9.30h   llegamos   a   Male   en   un   viaje   un   poco   movidito   en   el   ferry debido   al   oleaje.   Desde   el   hotel   Somerset   Inn   se   suponía   que   venían   a recogernos   pero   no   vimos   a   nadie      esperándonos   así   es   que   nos   fuimos en un taxi que el propio hotel a nuestra llegada se encargó de pagar. El   hotel   genial,   está   bien   ubicado,   las   habitaciones   son   pequeñitas   pero limpias   y   acogedoras   y   el   personal   muy   atento   y   servicial   dispuesto   a ayudarte en todo momento. Después   de   dejar   las   maletas   salimos   a   la   calle   dispuestos   a   recorrer la    capital    de    Maldivas.    Tenemos    que    decir    que    íbamos    un    poquito temerosos    ya    que    habíamos    visto    por    internet    opiniones    de    otros viajeros   que   decían   que   Male   es   un   sitio   caótico,   que   casi   no   se   podía andar   por   sus   calles   por   la   cantidad   de   motos   que   había...   pero   pronto nos   dimos   cuenta   de   que,   aunque   si   que   es   verdad   que   la   mayoría   de   los habitantes    de    Male    se    desplazan    en    moto    y    las    dejan    aparcadas ocupando   calles   enteras   dando   una   sensación   de   caos   en   las   calles, cuando   realmente   te   pones   a   recorrerlas   cada   persona   lleva   su   orden   y se   puede   caminar   tranquilamente   disfrutando   de   la   ciudad.   También, en   nuestro   caso,   el   haber   visitado   ciudades   como   Saigón   o   El   Cairo   que sí   que   son   una   auténtica   locura,   nos   hizo   ver   Male   como   una   isla ajetreada   pero   fácil   de   recorrer.   Por   supuesto   que   Male   no   tiene   nada que   ver   con   las   otras   islas   que   habíamos   visitado   en   las   que   apenas veías   alguna   bici   o   moto   y   reinaba   la   tranquilidad,   aparte   de   que   es   una isla   más   grande,   tiene   mucha   más   población   y   más   movimiento   en   sus calles,    pero    os    aconsejamos    que    al    menos,    dediquéis    un    día    a recorrerla porque merece la pena. La   isla   no   es   muy   grande   por   lo   que   si   no   tenéis   mucho   tiempo   en   una mañana podéis verla, pero un día pensamos que es lo ideal. ¿Qué   os   vais   a   encontrar?   Pues   bien,   en   cada   extremo   de   la   isla   hay dos   playas   artificiales,   siiii,   increíble   pero   cierto!!!!   artificiales!!!,   una que   está   cerca   de   la   estación   de   Ferry   al   aeropuerto,   que   es   la   que lleva   más   tiempo   hecha   y   que   están   ampliando   y   arreglando   y   otra justo   en   el   otro   extremo   de   la   isla   que   la   han   hecho   recientemente   (en febrero   de   2016)   y   tiene   zona   para   descanso,   barbacoa.   Ambas   son No   Bikini   beach   por   lo   que   no   podréis   bañaros   en   bikini   en   ellas.   Sobre todo   las   usan   y   disfrutan   los   lugareños,   pero,   después   de   estar   en   las otras    islas    en    playas    paradisiacas,    vienes    y    ver    estas    playas artificiales y el contraste es grande pero curioso, no os las perdáis!! Paseando   por   las   calles   de   Male   os   encontrareis   varias   mezquitas, entre   ellas   la   Friday   Mosque   que   destaca   por   su   belleza   ya   que   está construida   con   bloques   de   coral,   la   Plaza   de   la   Republica,   el   Palacio   del Presidente, el Museo y la Librería Nacional, el Sultan Park… Aunque    parezcan    muchos    sitios    por    ver    la    visita    es    rápida    y    se encuentran   todos   por   la   misma   zona.   También   es   curioso   ver   algún   que otro cementerio mientras vas caminando… Lo   que   más   nos   llamó   la   atención   de   Male   son   sus   mercados.   La   zona del   puerto   es   una   auténtica   fiesta,   los   pescadores   llegan   con   sus barcos    de    pesca    cargados    de    pescado    y    es    impresionante    y    muy divertido   ver   como   los   sacan   y   los   llevan   al   Fish   Market   donde   los arreglan   y   los   venden,   es   un   espectáculo   digno   de   ver.   Hay   peces   de todo   tipo   y   tamaño   pero   lo   que   más   vais   a   ver   son   atunes   gigantescos. Es   increíble   la   maña   que   se   dan   los   hombres   del   mercado   arreglando   y sacando los lomos de los atunes… Tanto   el   paseo   por   el   puerto   donde   están   los   barcos   de   pesca   como por el Fish Market es visita obligada, creednos, os sorprenderá!! Justo   en   frente   del   Fish   Market   se   encuentra   el   Local   Market,   muy bonito    y    colorido,    donde    encontrareis    muchos    tipos    de    frutas, pescados   ahumados,   verduras…los   vendedores   te   ofrecen   la   comida para   que   pruebes   y   puedes   comprar   productos   locales   a   muy   buen precio,   pero   sobre   todo   disfrutar   de   un   buen   paseo   y   también   tomar buenas y coloridas fotos. Male   no   tiene   mucho   mas   que   podamos   destacar,   puedes   pasear   por   la calle   Orchid   Magu   y   Singapur   Market   donde   hay   tiendas   de   souvenirs y restaurantes de todo tipo, cafeterías, heladerías… Para    comer    y    cenar    en    Male    no    vais    a    tener    problema,    hay restaurantes   que   además   de   comida   de   la   zona   ofrecen   también   pasta y comida europea para todos los gustos. Al   día   siguiente,   nuestro   último   día   en   Maldivas,   decidimos   coger   el ferry   y   visitar   la   cercana   isla   de   Hulhumale.   El   trayecto   dura   unos   15- 20 minutos y cuesta, al cambio, unos céntimos de euro. La   isla   es   algo   más   grande   que   Male   y,   cuando   la   visitamos,   estaba   en plena   construcción   y   crecimiento.   Es   la   única   isla   que   hemos   visto   allí que    tenga    grandes    avenidas    asfaltadas.    Hay    mogollon    de    edificios nuevos   coloridos   que   ya   empiezan   a   estar   habitados   por   gente   que huye   del   ajetreo   de   Male   buscando   un   sitio   tranquilo   para   vivir.   Tiene una   gran   zona   de   playa   que   todavía   no   es   bikini   beach   pero   estamos seguros    que    con    el    tiempo    lo    será    porque    se    están    construyendo muchísimos    hoteles    y    restaurantes    en    el    paseo    marítimo.    Hay empresas   que   ofrecen   actividades   acuáticas   y   excursiones,   zonas   de barbacoas   al   aire   libre…   estamos   seguros   que,   si   en   unos   años   viajamos a   Hulhumale   la   isla   habrá   cambiado   tanto   que   no   la   reconoceremos, porque están en ello…. Con   nuestra   visita   a   Hulhumale   terminaba   nuestro   viaje   a   Maldivas,   un país diferente y lleno de contrastes que no nos dejó indiferentes…
muchasmillas
MALDIVAS